Construir, potenciar y controlar tu propia marca personal te ayudará a generar nuevas oportunidades y te facilitará cumplir metas y objetivos.

Fuente: www.bloo.media/blog

Cualquier tarea o ejercicio de Personal Branding debe estar cimentada bajo las líneas de una estrategia bien detallada la cual marque un desarrollo estructurado acorde a tus necesidades, experiencias y objetivos que desees plasmar y obtener en el futuro.

A continuación vamos a enumerar una serie de pasos básicos para iniciar la creación de una marca personal profesional y óptima.

 

1. Define tus objetivos

Uno de los grandes errores que se cometen a la hora de desarrollar la marca personal es olvidarse de los objetivos o situarlos en los últimos peldaños de la estrategia a seguir.

Una correcta estrategia de marca personal se inicia y debe iniciarse con la definición de los objetivos. Existe un símil muy simple para explicar la inclusión de la definición de objetivos como primer punto a trabajar: coger el coche y conducir sin rumbo fijo te hará perder tiempo, gastar más gasolina y no encontrar lo que deseas.

Así pues, la definición de tus objetivos será la primera tarea. Los objetivos son de muy diversa naturaleza y pueden comenzar respondiendo preguntas como las siguientes:

  • ¿Qué objetivos profesionales deseas?
  • ¿Hasta dónde quieres llegar?
  • ¿Conseguir nuevo empleo, clientes…?
  • ¿Vender más?
  • ¿Generar nuevas oportunidades, contactos…?
  • ¿Dónde estarás en tres años?

2. Determina tu público objetivo

Determinar los objetivos es un factor crucial para desarrollar con éxito un plan de marca personal, pero si esta tarea es fundamental, determinar el público objetivo no lo es menos.

Es cierto que un buen contenido tiende a atraer una gran audiencia o público. No obstante, este hecho no asegura el éxito, pues no garantiza que este sea el público objetivo adecuado para tu marca.

Definir quién es tu público objetivo te ayudará a generar no solo un buen contenido sino el correcto para lograr tus metas.

3. Define tu mensaje y tu tono de comunicación

Poco a poco se va creando una idea de lo que puede llegar a ser tu marca personal. El siguiente paso a desarrollar es aquel relacionado con la definición del mensaje y el tono de la comunicación.

¿Qué quieres decir? Y ¿Cómo lo quieres decir? Este hecho se vuelve ciertamente complejo con la multitud de plataformas de contenido que existen, todas ellas poseen un protocolo y características diferentes.

Uno de los principios y consejos para desarrollar tu marca personal es el uso de palabras e idea simples para transmitir el mensaje. Siempre siendo totalmente fiel a ti mismo describiendo realmente quien eres. Se positivo, abierto, motiva a tu público con el fin de generar confianza y con ello fidelidad tu marca.

4. Diseña tu imagen corporativa

Otra de las grandes claves para construir una marca personal de éxito es la imagen corporativa. Toda marca personal lleva asociada una imagen corporativa que refleje las características de la misma.

No es fácil conseguir una imagen corporativa acorde a lo que uno es, es necesario tener en cuenta aspectos tan relevantes como los siguientes:

  • Identificar aquellos conceptos con los que se quiere que los usuarios reconozcan tu marca personal.
  • Relacionar objetos o elementos que den valor a tu perfil de personal branding.
  • Color, tipografía… no olvides que estamos hablando de un proceso creativo y todo cuenta para ajustarse a tu identidad. Por ejemplo, según el tipo de color puedes expresar una u otra emoción.

5. Planifica tus acciones

Hasta ahora hemos pensado, identificando, diagnosticado y creado el armazón de tu marca persona pero… ¡Ya ha llegado la hora de pasar a la acción! Una marca personal no crece sola, ha de estar en continuo movimiento. Todo el movimiento de tu marca personal ha de estar guiado bajo una planificación de determinadas acciones.

Existe una amplia red de acciones que harán que tu marca personal vaya creciendo y ganando más valor. Lo importante es tener inquietud, ganas de aprender y una curiosidad innata para conocer todo aquello relacionado con tus intereses y tu público objetivo.

6. Mide los resultados

Las nuevas tecnologías y redes sociales son las plataformas más importantes en las que se mueve la marca personal, en ellas la información fluye en gran cantidad.

Llega el momento de saber qué impacto está teniendo la estrategia de marketing personal y para ello debemos medir y cuantificar los resultados.

Existen una gran variedad de métricas que te pueden dar una idea realista de cómo está resultando tu estrategia de marca personal. Entre otras, podemos tener en cuenta los siguientes: alcance o seguimiento, compromiso y numero de visitas.